Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2019

la nuit et ses etceteras

La noche cae como un cristal roto, corta las venas y el olvido. Vos, ausente; yo, cansado; y la pena que pesa y pisa, pero no pasa; y la constante búsqueda que se queda a mitad de camino entre tu yo y el mío, y mientras los relojes siguen marcando las 3, se empeñan en despertarnos de nuestros sueños de calabazas y ratones. Yo me acerco y apoyo mi cabeza en tu pecho y escucho, y siento cómo va entrando en mi oído ese runrun en Times New Roman 12, a doble interlineado, que pareciera ir borrando los destellos de un pasado inerte, inerme, incierto. Y mientras recojo las palabras que se van cayendo al piso -porque no hay lugar para todo ese torrente de ideas y reclamos y dolores-, y miro cómo las paredes se descascaran y se borran las fotos que colgamos, mientras todo esto pasa trato de buscarte los ojos, pero seguís durmiendo y dudo si yo sigo despierto o si alguna vez lo estuve. Escucho que afuera el mundo grita nuestros nombres, que nos juzga y nos reclama y nos exige y nos exilia; y vo…

Rodar

Hoy me desperté, como tantas veces, con ganas de saltar del mundo;
arrojar mi sombra al primer tren,
al primer abrazo,
a la primera mirada que busque rozarme las alas.
Dar mis pasos como si fueran los primeros:
pasos torpes,
lentos,
trastabillados.

Quise pasar de largo por los espejos de la casa
-no soporto la idea de cruzarme con esos ojos que me juzgan-
y guardar en algún bolso algunas cosas, alguna música, algún olor,
lo necesario para cubrir la cuota de aún seguir vivo;
despedirme de mis seres
abrir la puerta de entrada sigiloso
y huir.
No buscar a nadie,
no llevar teléfonos ni agendas,
dejar atrás identificación alguna.
Olvidar lo aprendido,
lo enseñado,
lo hablado;
cargar solo con esta humanidad que se va cansando día a día,
aferrándose al consuelo de no asfixiarse.

Deambulé por la casa
mientras afuera las perras se movían inquietas,
mientras adentro las luces respiraban debajo de las sábanas
ajenas a mis desgastes
ausentes a mis desmembramientos y condenas.

Intenté buscar en mi…